¿Cuáles son los métodos de Valoración de Existencias?

Tabla de contenidos

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

Métodos de valoración de existencias

 

El PGC (En la segunda parte del Plan General de Contabilidad de 2007) permite, la utilización del PMP (precio medio ponderado) y el  FIFO (primeras en entrar primeras en salir).

Esto se recoge en el apartado de -Normas de registro y valoración-, norma 10  sobre “Existencias”, en su apartado 1.3, -Métodos de asignación de valor-.

Quedan prohibidas la utilización de los métodos: LIFO, se prohíbe (últimas en entrar primeras en salir), HIFO (valoración de las existencias a su precio más alto) o NIFO (valoración de las existencias al precio más alto de las que entrarán).

En general los métodos FIFO o LIFO, se utilizan en otras materias, conocidos como Colas y pilas”. En informática, por ejemplo,  se usa en estructura de datos, siendo el FIFO estructura de datos cola y el LIFO una estructura de datos pila.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][templatera id=”1711″][vc_column_text]Una estructura de datos cola (FIFO), centra su característica principal en que, el almacenaje o el uso siempre es el mismo orden, de tal forma que los elementos sólo se pueden eliminar por el principio y sólo se pueden añadir por el final de la cola.

Por contra la característica de datos pila (LIFO), reside en que los elementos se colocan unos encima de otros. De forma que cuando se quiere disponer de alguno es necesario coger el primero, que coincide con último que se dispuso en la pila.

En materia de la contabilidad, el método que se recomienda utilizar, es PMP para la valoración de las existencias de almacén. Entendiéndose que es la forma más neutral de estimación por su menor afectación de la inflación o deflación del periodo. No obstante, el FIFO se acepta si la empresa lo considera necesario para su gestión. Siendo necesario, que para existencias de mismas similitudes, se utilice un solo método, siguiendo y cumpliendo, de esta manera, el Principio de Uniformidad.

Las variaciones de existencias, una vez conocido su valor mediante el método elegido (FIFO o PMP) se registrarán contablemente en un asiento de regularización.

Utilizando:

  • Cuentas del Subgrupo 61, para mercaderías, materias primas y aprovisionamientos.
  • Cuentas del subgrupo 71, para productos en curso, semiterminados, terminados, subproductos, materiales recuperables y residuos.

En todos los casos, la variación de existencias tiene como peculiaridad que su saldo puede producir, en su aplicación a la cuenta de resultados: Una pérdida, si las existencias finales son menores que las iniciales, o beneficio si las existencias finales son mayores que las iniciales.

Desde Club de la Pyme contamos con expertos en asesoramiento contable para empresas, por lo que si tienes alguna duda puedes consultarnos.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Artículos Relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *