¿Qué debo hacer si tenemos una inspección de hacienda en mi empresa?

Tabla de contenidos

[vc_row][vc_column][vc_column_text]Si existe un conjunto de palabras que generan verdadera incertidumbre en los empresarios y los autónomos esa no es otra que inspección de hacienda.

Muchos son los autónomos o pequeños empresarios que a lo largo del año pasan por esta situación. Este trance, aunque todo esté en orden, cuanto menos solivianta la actividad cotidiana del negocio.

¿Por qué me pueden inspeccionar?

En la era del ‘big data’, el autónomo debe entender que es bastante sencillo analizar todos los datos del contribuyente, y configurar una alerta para activar la acción inspectora. Diariamente se procesan datos estadísticos por actividades o sectores, se cruzan datos entre tus clientes y proveedores, tanto a nivel nacional como internacional, y cualquier anomalía no escapa al control de los ordenadores de Hacienda.

En este sentido, existen varios motivos básicos por lo que la actividad de nuestra empresa llame la atención de Hacienda:

  • La continua situación de pérdidas, manifestada en las distintas declaraciones de impuestos.  Un negocio en pérdidas continuas lo normal es que con el tiempo cierre, y no que mantenga la actividad. Esta situación solo tiene dos interpretaciones para Hacienda: que se estén deduciendo más gastos de los que se tienen, o que no se esté declarando parte de los ingresos que se obtienen.
  • Las devoluciones del IVA (atención empresas en el SII) o IGIC, ya que, por ejemplo, las empresas de servicios, al soportar mucho menos que lo que repercuten de este impuesto, en teoría, tienen que pagar una buena cantidad de dinero cada trimestre, y si eso no sucede hace sospechar fácilmente.
  • Cualquier descuadre de los importes con otras autoliquidaciones o declaraciones trimestrales también es una buena señal para despertar el interés de la Agencia Tributaria.
  • La planificación de la acción inspectora, ya que la Hacienda, tiene planes por sectores o características de la empresa por los que hacen oleadas de inspecciones.

[/vc_column_text][templatera id=”1711″][vc_column_text]

Consejos para sobrevivir a una inspección de Hacienda

Ante una inspección de Hacienda es conveniente tener los siguientes aspectos en consideración:

  • Recibe todas las notificaciones de la Agencia Tributaria, ya que antes o después te llegará. Ten en cuenta que conocer en tiempo y forma aspectos como el alcance de la inspección o a qué periodos o impuestos se refiere, lo que te dará más opciones para prepararte.
  • Mantén un talante calmado y tratar siempre con educación al personal inspector. No te excedas en tus respuestas y solo contesta a lo que te pregunten.
  • Acota la información y solo entrega los documentos referentes a los ejercicios o impuestos que piden. En este caso, menos es más.
  • Ante el requerimiento de documentación, organízate con tu asesoría fiscal, y deja que ellos hagan el trabajo, ya que, por ejemplo, entregar a hacienda todas las facturas de ingresos y gastos sin meter la pata no es tarea fácil.
  • Ten en cuenta que pueden presentarse por sorpresa en cualquier sede de nuestra empresa y tendremos que colaborar con el inspector. Donde no pueden entrar, a no ser que tengan una orden judicial o que el empresario lo autorice es en su domicilio.
  • Vigila jurídicamente el procedimiento, ya que si el inspector no lo respeta al completo darte posibilidades de anularlo. Aunque, con esto, no te hagas ilusiones.
  • En tu foro interno asume tus errores y corrige la situación de tu negocio ante Hacienda.
  • Busca profesionales que te asesoren adecuadamente, que conozcan las últimas novedades en materia tributaria, y sé consciente de sus consejos y de los riesgos que corres ante deducciones que ellos no te recomiendan pero tú te has empeñado en contabilizar.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Artículos Relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *