Así se calculan las vacaciones de un empleado

Tabla de contenidos

Cómo se calculan las vacaciones es una duda frecuente en las empresas. Es necesario, tanto para saber cuántas le corresponden a cada trabajador, como para poder saber el importe que pagar el finiquito.

En este post vamos a resolver todas las dudas sobre el cálculo de las vacaciones.

¿Cuántos días de vacaciones me corresponden?

El número de días de vacaciones de los trabajadores se establece en el Estatuto de los trabajadores o en el caso de existir en el Convenio colectivo en el que estén incluidos.

Concretamente en el ‘Artículo 38. Vacaciones anuales’ del Estatuto de los trabajadores, donde se establece que:

“El periodo de vacaciones anuales retribuidas, no sustituible por compensación económica, será el pactado en convenio colectivo o contrato individual. En ningún caso la duración será inferior a treinta días naturales.”

En este sentido, estos 30 días naturales es el mínimo estándar, y no pueden ser minorados, ni por los convenios ni por el contrato firmado por el trabajador, aunque los convenios colectivos pueden mejorar esta cifra o, alternativamente, expresarla transformada en días laborables.

Lo habitual es encontrarse con empresas en las que se disponen de 30 días naturales, que se cuentan incluyendo domingos y festivos. Y empresas, con 22 días laborables, en los que solo se cuentan aquellos considerados laborables para la empresa. Todo ello sin perder de vista que, en España, los sábados se consideran días laborables, a no ser que el convenio colectivo que afecte al trabajado establezca lo contrario.

Cálculo de los días de vacaciones

En el caso del que el trabajador no trabaje un año completo, las vacaciones que le corresponden se pueden calcular de la siguiente forma:

  • En el caso de que se trate de 30 días naturales, se divide entre 12 meses, resultando 2,5 días naturales de vacaciones por mes trabajado.
  • En el caso de que se trata de 22 días laborables, se divide entre 12 meses, resultando 1,83 días laborables de vacaciones por mes trabajado.

A modo de ejemplo, con un contrato de 3 meses, si al año le corresponden 22 días laborales, por ese contrato nos corresponderían 5,49 días laborales (3 meses x 1,83 días), que siempre, en el caso de resultar días con decimales, se redondeará al alza, por lo que corresponden 6 días.

El cálculo es sencillo, si bien lo adecuado es a una asesoría de empresas para asegurarnos realizamos todo en base a la legalidad vigente.

Liquidación de las vacaciones

Las vacaciones también tienen su impacto en el finiquito, en la liquidación que recibe un empleado cuando abandona su empresa. Para su cálculo, se necesita el salario bruto diario del trabajador y los días de vacaciones pendientes de disfrutar a fecha de finalización de contrato.

En este sentido, el salario bruto diario sería dividir el importe del salario bruto entre 30 días. A modo de ejemplo, si el salario bruto fuera 1.200 euros, el salario bruto diario correspondiente sería de 40 euros diarios.

Por otro lado, se calculan los días de vacaciones pendientes de disfrutar utilizando una regla de tres:

360 días del año ___________ 30 días naturales

nº de días de contrato ______  x días

Por ejemplo, si un empleado ha trabajado 180 días, y le corresponden 30 días naturales anualmente le corresponderían por el periodo trabajado 15 días (30 x (180/360)). Supongamos que ya ha disfrutado durante el contrato de 10 días de vacaciones, le quedarían 5 días por disfrutar.

Solo queda multiplicar estos días por el salario bruto diario, esto es, siguiendo el ejemplo, 5 días x 40 euros diarios, resultando 200 euros, reflejándose en el finiquito dicho importe en concepto de vacaciones.

Si tienes dudas al respecto, contamos con asesoramiento laboral online comandado por nuestros expertos asesores. ¡Contacta ya y te ayudaremos!

Artículos Relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *