¿Qué debe contener una factura?

Tabla de contenidos

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

En una factura se plasma la venta de un producto o la prestación de un servicio. Una obligación de todos los autónomos y empresarios es emitir una factura cada vez que se realiza una transacción con contenido económico. Aunque existen diversos formatos para una factura, todos están obligados a contener ciertos requisitos mínimos para que el documento sea válido. Según sea dicho producto o servicio, la factura tendrá que ser simplificada o completa. En la misma, se detalla la entrega del producto o del servicio y además se deben incluir los precios y los impuestos aplicables a la operación.

Requisitos mínimos para que una factura sea legal:

  • Número de factura y serie. Se trata de un número que identifica a cada una de las facturas emitidas y, por lo tanto, tendrá que ser única. Viene a ser como el código de identificación de la misma. Su numeración deberá ser correlativa. Dentro de un mismo año no podremos emitir dos facturas con el mismo número. La normativa permite establecer series de facturación diferentes. De este modo, podremos tener varios listados de facturas cuando haya razones que lo justifiquen. Mantener varias series de facturación, suele ser una práctica habitual cuando se poseen varios centros productivos o puntos de venta.

[/vc_column_text][templatera id=”1711″][vc_column_text]

  • Fecha de expedición de la factura. Es muy importante que dentro de cada factura aparezca la fecha de su emisión. A efectos tributarios es fundamental. Supone el periodo en el que se ha facturado la misma. El momento en el que se genera el devengo y, por tanto, cuándo se imputan los impuestos que le corresponden. Además, a efectos de cobro, se utiliza la fecha de expedición para establecer su periodo de pago.
  • Concepto. Se debe indicar el producto o la descripción de los servicios prestados. Es decir, el porqué de la emisión de la factura.
  • Importe. A este respecto, deberemos diferenciar entre la suma del producto o servicio prestado (antes de impuestos) y el total, una vez aplicados los mismos. Para calcular la base imponible se debe tener en cuenta el importe del producto o servicio, menos la retención de IRPF, en su caso, y los posibles descuentos que se pudiesen aplicar.
  • Impuestos. Se deberá incluir la base imponible a la que se le aplicará un tipo impositivo en función del producto o servicio prestado. Pudiendo ser un IVA normal, reducido, súperreducido o incluso exento.

Es necesario indicar en la factura los datos fiscales tanto del emisor como del receptor de la factura en cuestión. Los datos mínimos exigibles son los siguientes: Denominación social en caso de empresas. Nombre y apellidos en caso de trabajadores autónomos. Domicilio social. Número de identificación fiscal, DNI para autónomos y CIF para empresas.

Las facturas electrónicas tendrán la misma validez que las originales siempre que contengan idéntica información en la factura emitida y en la recibida y contengan los datos obligatorios enumerados.

En Club de la Pyme, contamos con un servicio de Asesoría fiscal para empresas. Contáctanos para poder asesorarte.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Artículos Relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *